CAPULI....

external image pecto_capuli1.jpg

El capulí es un fruto andino que se desarrolla y degusta en la Serranía,
En Ecuador se lo encuentra en las principales ciudades de la región donde se los ve florecer y dar sus frutos una sola vez al año, siendo la época propicia los meses de enero y febrero.

En esta época en las campiñas tungurahuenses (Provincia de la Sierra ecuatoriana) es bastante común estirar los brazos hacia las ramas de los árboles para capturar frutos diversos. Y uno de los más abundantes es el capulí, su color cuando el fruto está maduro es parecedo a la uva negra.... y un sabor particular muy dulce.
Este fruto es usado para comer como fruta sola o en preparación de bebidas calientes como el Jucho.
¿Quién no ha saboreado el jucho (crema o colada) elaborado con esta fruta? El que ha disfrutado de este tradicional postre quizá desconoce que esta especie nativa se desarrolla entre los 1 200 y 3 400 metros de altitud.

El árbol de capulí puede llegar a medir 12 metros de altura, se produce una vez al año y es rico en vitaminas, calcio y minerales esenciales para la salud.
El árbol es frondoso y de las ramas cuelgan los racimos con esta fruta pequeña, redonda con colores negro y rojo. Crece libremente y requiere de poco cuidado.
“Es un árbol bondadoso, que con los mínimos cuidados puede dar bastante fruto”.

external image images?q=tbn:ANd9GcT1jyL4geKh_SW9Pc1-PbbbuDI1iL_dmrqKg77EAu6g4VpXn1PN&t=1

El técnico frutícola, Jorge Fabara, dice que este árbol es nativo de América. Fue la dieta de las poblaciones indígenas.
Esta especie se desarrolla en las zonas secas andinas. En Ecuador es uno de los dos frutales nativos de hoja caduca (que cambia cada año por ser un árbol de cuatro estaciones) junto al tocte.
Es un frutal forestal longevo, es decir, puede vivir más de 80 años. En el país no hay cultivos extensivos. Hay plantas dispersas en producción como en Guano en Chimborazo, Nagsiche en Cotopaxi y Andignato, Tamboloma, Quero y Salasaca en Tungurahua. Asimismo en varios cantones de Pichincha y de Azuay. “El capulí es una de las especies más humildes que nadie cuida, pero que todos cosechan”, comenta Fabara.
A 3 kilómetros de Andignato está la parroquia Salasaca en el cantón Pelileo. En ese lugar las familias viven de la comercialización del capulí.
Es un pueblo indígena donde se tejieron tradiciones en torno a esta fruta. En cada propiedad hay árboles dispersos, por lo que mucha gente los cosecha para venderlos en canastas en la carretera asfaltada de ingreso a este pueblo ubicado a 20 minutos de Ambato. Una pequeña canasta se vende en USD 1.

external image capuli.jpg

.
Las variedades
El árbol de capulí comienza a producir sus frutos a los cuatro años de edad. Hay cuatro variedades como el chaucha negro o rojo. También el pequeño y el coco o cuadrado. Este fruto dulce y agradable al gusto es resistente a las plagas y a las enfermedades. Pero el más comercial es el chaucha.El capulí es de consumo directo y pueden prepararse dulces, mermeladas, el jucho y otros postres que les gustan mucho a los niños y adultos. Además se preparan conservas o licor mezclado con otras frutas. Esta fruta es perecible tras la cosecha.


Autor: Tomado de algunas publicaciones de internet
Redacción: Daniela Jerez
REV142012